Markbass: un hito en la amplificación para bajo

Este año Markbass alcanza su mayoría de edad: 18 años de actividad avalada a base de éxitos. La marca italiana ha llegado a lo más alto y destaca a simple vista entre los demás. Nunca antes los bajistas han podido conseguir un tono y un volumen de semejante magnitud y calidad con amplificadores tan ligeros y portátiles. El sonido potente y natural de los amplificadores para bajo Markbass está lleno de calidez y matices, haciéndolos perfectos para cualquier estilo de música. Su fabricación artesanal y personalizada se aprecia en cada pieza, en los acabados, en la imagen y, como no, en el sonido que proporcionan sus altavoces Custom de Neodimio con tweeter piezo.

“Desde niño he sido muy imaginativo y siempre he tenido una pasión, o más bien una necesidad real: la de diseñar y crear algo nuevo, fuera de los estándares normales.
Tomé clases de clarinete en el conservatorio y desarrollé una gran pasión por el saxofón. Me di cuenta de que sentía verdadera devoción por los instrumentos musicales y llegué a pensar que quién compraba un instrumento musical estaba obteniendo además un sueño. Cuando fui creciendo me metí en el mundo de la electrónica y la acústica y tenía la casa llena de altavoces, amplificadores y todo tipo de artilugios. Así continué hasta que alrededor de los 30 estas dos pasiones se convirtieron en un trabajo, y es entonces cuando me di cuenta de que tenía una tercera pasión: crear mi propia empresa.”

Marco de Virgiliis (fundador de Markbass)

Poco antes de empezar con esta aventura, la marca de amplificadores para bajo más popular y todas las demás marcas que la imitaban fabricaban amplis que sonaban muy bien en las tiendas pero no tanto a la hora de tocar con una banda. Al mismo tiempo se estaba produciendo una gran revolución en la concepción del bajo, de su sonido y su lugar, porque estaba pasando de ser un mero instrumento de acompañamiento a lo que es ahora. Surgieron nuevas técnicas de interpretación y el instrumento en sí estaba desarrollando y produciendo mejoras técnicas, bajos de 5 y 6 cuerdas… así que los amplificadores de bajo también tuvieron que subirse al tren y estar a la par de esta nueva evolución.

Es así como en el año 2001 nace Markbass, concebido y creado con el fin de marcar la diferencia en el campo de la amplificación para bajo. Fue la primera fábrica en utilizar el neodimio cuando nadie apostaba por él (hoy en día es omnipresente en el mundo de la amplificación). También introdujeron en el mercado unos recintos para altavoz un 50% más ligeros que los de la competencia manteniendo el sonido real del bajo. Y algo muy importante, crear una fábrica respetando siempre la calidad de la artesanía.

Hoy en día Markbass es, sin duda alguna, una de las principales marcas en amplificadores de bajo a nivel mundial, que ante todo inspira respeto y pasión.  De cualquier modo, Markbas continúa hacia adelante en esta feliz aventura con su máxima: Born to run!

ALTAVOCES CUSTOM

Cuando Marco de Virgiliis comenzó con Markbass, tras pasarse media vida desmontando y reparando amplificadores de bajo y guitarra, sabía perfectamente los parámetros por los que debía regirse para crear los suyos propios. Los primeros altavoces y recintos que creó ya eran personalizados. En realidad buscaba el altavoz perfecto, con una frecuencia de resonancia particular, un rango específico y la posibilidad de elegir los parámetros Thiele y Small que él quería. Al principio no fue fácil convencer a los fabricantes de altavoces para que crearan algo personalizado según sus criterios… pero tuvo esa oportunidad cuando aún sólo estaba fabricando los primeros recintos para altavoz.

Cuando decidió tener su propio altavoz único, pensando también en su apariencia y color, llamó a su proveedor y le dijo: “Me gustaría tener un altavoz amarillo” y le contestaron: “Vamos Marco, ¿estás de broma?”

Después de varias semanas, consiguió su primer altavoz amarillo… era amarillo limón. Hoy en día sus altavoces amarillos están presentes en más de 60 países en todo el mundo… y construyen cientos de miles.

Lo bueno de todo esto, gracias al cuidado y al mimo que han puesto en su fabricación, es que a penas han tenido que reemplazar  altavoces defectuosos durante todos los años de trayectoria de Markbass… y no reemplazan ni venden ningún altavoz si no recuperan antes el defectuoso. Cuando compras un amplificador Markbass, sabes lo que obtienes!

LA COLECCIÓN MARKBASS EN INTERMUSIC

Mini CMD 121P LM3
El combo insignia de Markbass que ha cambiado el meracado de los amplificadores de bajo para siempre. Ofrece un tono y un volumen excepcionales, algo difícil de creer en un ampli tan ligero y portátil como este. Proporciona un sonido muy potente y natural, lleno de calidez y matices que lo hacen perfecto para cualquier estilo musical.

  • Altavoz: 1×12″ Neodym Custom
  • Tweeter: piezo
  • Bass Reflex: trasero
  • Impedancia: 8 ohms
  • 500W @ 4 ohm/300W @ 8 ohm
  • 45 Hz a 18 kHz
  • EQ de 4 bandas
  • Filtros VLE y VPF
  • Preamplificador de estado sólido
  • Limitador Bibanda
  • Sensibilidad: 99 dB SPL
  • Bucle de efectos
  • Control de nivel de salida
  • 380 x 425 x 360 mm
  • Peso: 11.9 Kg

Mini CMD 151P LM3:
Los altavoces de 15″ suelen sonar grandes pero sin calidad ni definición. Sin embargo, con los altavoces custom de 15″ de Markbass la cosa cambia y su gran tamaño y su potencia deja de ser un problema. El Mini CMD 151P ofrece el mejor sonido posible en un combo compacto 1×15, con una potencia de 300 vatios a través de un sólo altavoz custom de neodimio y un tweeter piezo. Ultra portátil y de una potencia realmente sorprendente para su tamaño, este combo es la solución más práctica para todos los bajistas amantes del sonido de las 15″.

  • Altavoz: 1×15″ Neodym Custom
  • Tweeter: piezo
  • Bass Reflex: trasero
  • Impedancia: 8 ohms
  • 500W @ 4 ohm/300W @ 8 ohm
  • 40 Hz a 18 kHz
  • EQ de 4 bandas
  • Filtros VLE y VPF
  • Preamplificador de estado sólido
  • Limitador Bibanda
  • Sensibilidad: 100 dB SPL
  • Bucle de efectos
  • Control de nivel de salida
  • 464 x 464 x 480 mm
  • Peso: 18,5 Kg

Micromark 801
El Micromark es pequeño, pero no lo suficiente para no poder emitir el sonido Markbass en cualquier lugar, como sus hermanos mayores, con una calidad plena y absoluta y una potencia soprendente para su tamaño.  El Micromark 801 cuenta con un altavoz Custom de 8″ amarillo capaz de hacer maravillas sónicas.

  • Altavoz: 1×8″ Neodym Custom
  • Impedancia: 8 ohms
  • 60W @ 4 ohm/50W @ 8 ohm
  • 60 Hz a 8 kHz
  • Filtro VPF
  • Puerto de graves trasero
  • 270 x 270 x 265 mm
  • Peso: 6.6 Kg

CMD JB Players School

El CMD JB Players School combo, llamado como la gran escuela de música Jeff Berlin, es la opción perfecta para aprendices. En Markbass conocen la importancia de aprender y practicar con un buen sonido profesional, así como disponer de un combo compacto, ligero y portátil. Partiendo de estas premisas, este amplificador es la elección más inteligente: su asequible precio y sus prestaciones (con la misma calidad que las series profesionales) lo corroboran. El ecualizador sólo es necesario para compensar una acústica poco adecuada del lugar donde se toca. Tanto los aprendices como los profesionales merecen un sonido profesional, y este combo es la elección perfecta.

  • Altavoz: 1×15″
  • Impedancia: 8 ohms
  • 250W @ 4 ohm/150W @ 8 ohm
  • 40 Hz a 5 kHz
  • EQ de 4 bandas
  • Filtro VLE y VPF
  • Preamplificador de estado sólido
  • Sensibilidad: 100 dB SPL
  • Control de nivel de salida
  • 475 x 464 x 480 mm
  • Peso: 16.2 Kg

Traveller 102P 8 Ohm
Esta pantalla 2×10″ es una de las más pequeñas del mercado. Puede usarse tanto en posición vertical como en horizontal. Perfecta para bolos en clubs, es una pantalla que brilla especialmente cuando se añade al Traveler 151P para un sonido con mucha pegada y un rango sonoro completo.

  • Altavoz: 2×10″ Neodym Custom
  • Tweeter: piezo
  • Bass Reflex: trasero
  • 400W a 8 ohms
  • 45 Hz a 18 kHz
  • Sensibilidad: 101 dB SPL
  • 590 x 320 x 435 mm
  • Peso: 12.6 Kg

Little Mark III
El buque insignia de Markbass, el Little Mark III, un estándar de sonido en la industria del más alto nivel. Gracias a su preamplificador de estado sólido, proporciona un sonido cálido y natural, y reproduce fielmente el verdadero sonido de tu bajo.
Los 500W de potencia (Markbass Proprietary Technology) suministra una frecuencia de bajo impecable y una reproducción sin igual. Su salida provista de pre-post EQ y control de nivel optimiza la señal que envías al mezclador o a la unidad de grabación.

  • 500W @ 4 ohm/300W @ 8 ohm
  • Filtros VPF y VLE
  • Salida de línea
  • Envío y retorno de efectos
  • Salida de línea XLR balanceada
  • 276 x 250 x 83 mm
  • Peso: 2.3 Kg
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.